Ruta por los pueblos blancos

Por Cristina Aranda,

En Andalucía el blanco no es solo un color, es una actitud. Es la actitud de pureza que transmiten los pueblos de las provincias de Cádiz y Málaga, pintados de este color para ahuyentar el calor pero que encierran en sí mismos el espíritu del sur. Empezamos nuestra ruta por los pueblos blancos, donde descubrirás el encanto de sus habitantes y su rica gastronomía en un entorno natural que te sorprenderá.

Arcos de la Frontera

Arcos de la frontera

Nuestro punto de partida es Arcos de la Frontera, la entrada a la ruta de los pueblos blancos. Dominando la campiña jerezana y el valle del Guadalete. El primer paso es coger energías y luego entenderás la razón, probando la característica tostada con manteca “colorá” o manteca con zurrapa. Y ahora ya estamos listos para empezar a subir las estrechas calles empinadas hasta llegar a la Iglesia de San Francisco y la de San Pedro. Entre sus calles silenciosas podrás respirar la paz.

Grazalema

Seguimos rumbo a Grazalema a 47 kilómetros de Arcos, el camino con paisajes de montaña a más de 1.000 metros de altura que quitan el hipo. El pastoreo de rebaños de cabras son la señal de que estamos en pleno corazón del Parque Natural de la Sierra de Grazalema con un verde vibrante ya que es el municipio donde más llueve de toda España. Si te gusta el senderismo, no pierdas la oportunidad de entrar en contacto con la naturaleza en las múltiples rutas de la zona.

Zahara de la Sierra

Zahara de la sierra

(cc) Wolfgang Manousek.hasta el suelo.

Muchos de los pueblos blancos de Andalucía siguen un mismo patrón: castillo arriba dominando el paisaje desde lo alto de la colina y sus casas encaladas en la ladera de la montaña. Y cómo no, Zahara de la Sierra también lo cumple. Sus calles encierran pura historia de lo que fuera un importante enclave en tiempos nazarís. Descubre la magia de los pequeños detalles.

Olvera

La pequeña localidad de Olvera cuenta en lo alto de la montaña con un tesoro. Se trata del castillo árabe. Una de las últimas fortalezas que conservaron los nazarís durante su reinado y que hoy  abriga desde el punto más elevado del pueblo. Se puede visitar todos los días excepto los lunes y la entrada cuesta 2€. Desde lo alto de la Torre del Homenaje del castillo tendrás unas impresionantes vistas de postal a los campos de olivos.

Ronda

Panoramic view of the city of Ronda at sunset, Andalusia, Spain

Nuestra última parada es el pueblo de Ronda en la provincia de Málaga. Celtas, griegos, cartagineses, romanos, visigodos y árabes pasaron por aquí y dejaron su huella. Ahora es tu turno. Disfruta de las vistas que hay desde el puente nuevo, un barranco de más de 150 metros que divide en dos la ciudad y debajo del cual fluye el río Guadalevín. ¿Sabíais que en el puente había una cárcel?

Consejos de viaje

Y si ya pensabas que lo del vértigo lo tenías superado, queda el plato fuerte. A tan sólo 60 kilómetros de la ciudad esta el Caminito del Rey. Vértigo en estado puro concentrado en 7,7 kms que transcurren por el Desfiladero de los Gaitanes, un cañón sin paredes. Las pulsaciones palpitarán un poco más fuerte pero merece la pena porque es uno de los paisajes más impresionantes de la región. Para realizar este desafío, es recomendable tener en cuenta que la entrada es gratuita pero tienes que reservar previamente y que no pueden acceder menores de ocho años.

Cuándo viajar: La costumbre de los vecinos de encalar las casas en esta zona, es debido a las altas temperaturas de los meses de verano. Si no quieres fatigarte subiendo cuestas, lo mejor es realizar esta ruta en los meses de otoño o primavera.

Qué comer: Cualquier punto de la ruta es perfecto para garantizar un estómago lleno y por lo tanto un corazón contento. Para que no te pierdas nada es mejor tomar nota y asegurarte de que pruebas la sopa fría del ajo blanco, las típicas migas de la sierra y el queso hecho de leche de cabra payoya. Todo sabe mejor en buena compañía, en este caso, de un vino de Ronda.

Dónde dormir: Para disfrutar por completo de la ruta lo mejor es organizar con antelación el alojamiento. Aquí van algunas recomendaciones porque para gustos, hoteles:

Hacienda El Santiscal

Para los más deportistas

Hacienda El Santiscal

Ver hotel

Si quieres disfrutar a un ritmo más lento de la ruta de los pueblos blancos, la Hacienda El Santiscal es el lugar idóneo. Una auténtica hacienda andaluza situada en un edificio del s. XV en Arcos de la Frontera. Su arquitectura conserva detalles de la cultura islámica. Empezarás el día con una sonrisa al ver el rico y variado desayuno que prepara su propietaria con productos de su propia huerta como el zumo de naranja acompañado de ricos bollos con mermelada casera. Exprime al máximo las rutas de senderismo o a caballo que se pueden realizar en esta zona, un punto de partida perfecto para descubrir su frondosa naturaleza.

Hotel Villa de Grazalema

Para viajar en familia

ruta pueblos blancos villa grazalema

Ver hotel

¿Planeas viajar con la familia? El Hotel Villa Turística de Grazalema es el  alojamiento a tu medida, ya que cuenta con villas confortables con capacidad de hasta cuatro personas. Además en el centro del hotel tiene una piscina donde los más pequeños de la casa podrán disfrutar a lo grande en los días más calurosos.

Parador de Ronda

Para viajar en pareja

parador ronda

Ver hotel

Con unas vistas únicas sobre el “Tajo de Ronda”, el Parador de Ronda es el alojamiento perfecto para escaparte con tu pareja. Se sitúa en la antigua Casa Consistorial y su cercanía al centro de la ciudad es ideal. Desde sus habitaciones se puede admirar la belleza del Puente Nuevo, construido en 1761, con una decoración que nos recuerdan los colores de las fiestas populares que se celebran en la Plaza de toros de Ronda.