Ruta micológica por Castilla y León

Por Marga Escandell,

Castilla y León no solo posee un rico patrimonio cultural si no también una gran diversidad de ecosistemas que conforma una de sus señas de identidad. Por eso mismo, desde trivago hemos diseñado una ruta micológica que recorre las zonas más ricas en setas en el autodenominado Reino de los Hongos y cuyo monarca es el Boletus edulis.

1. Primera parada: Soria

Los bosques de San Leonardo y Navaleno en la provincia de Soria, cuentan con gran diversidad de setas. En esta última localidad se encuentra el Centro Micológico de Navaleno desde el que organizan rutas por los alrededores todos los fines de semana, taller de cocina y cata de setas. A unos 50 km de la zona se encuentra La Casona de Navaleno, un emplazamiento ideal para pasar la noche por esta zona.

Habitación del hotel La Casona de Navaleno.

Habitación del hotel La Casona de Navaleno.

En pleno centro del pueblo de Navaleno, rodeado de pinares, La Casona de Navaleno ofrece al viajero/a habitaciones amplias y luminosas con vistas al pinar. La casona construida en piedra y madera, cuenta con un salón-comedor, gimnasio bien equipado, sala multiusos y un jardín. El establecimiento organiza rutas de iniciación en coordinación con la Asociación Micológica de Navaleno. Entre las principales especies se pueden encontrar: Boletus edulis, Amanita Cesarea, Agaricus Catharellus o el Marzuelos. ¿Necesitas más información? Puedes encontrarla en la web de trivago.

2. Segunda parada: Zamora

Cerca de esta tierra de abundantes pinares se encuentra la localidad de Rabanales, en la provincia de Zamora, una de las mejores para recorrer en busca del preciado Lactarius deliciosus o níscalo. En el Parque Natural de Arribes del Duero a 38 km de la localidad de Rabanales se encuentra la Posada Real La Mula de los Arribes, una antigua casa de labranza del siglo XIX rehabilitada. El lugar perfecto para descansar tras esta segunda jornada.

Fachada de la Posada Real La Mula de los Arribes.

Fachada de la Posada Real La Mula de los Arribes.

La Posada Real es un alojamiento rural que dispone de un salón con chimenea tradicional donde se puede ver la televisión o disfrutar una lectura y de un comedor con donde degustar los platos típicos de la cocina sayaguesa que su restaurante elabora además de una gran variedad de platos cocinados al horno de leña o a la parrilla con productos frescos de la huerta. En los alrededores se puede visitar el Parque Natural o practicar actividades al aire libre como dar un paseo en crucero por el río Duero, realizar rutas de senderismo y paseos a caballo o en bicicleta. En nuestra web puedes encontrar más información sobre los mejores precios y disponibilidad.

3. Tercera parada: Burgos

La diversidad de hábitats, la alta pluviosidad y la antigüedad de muchas zonas boscosas, hacen de la Sierra de la Demanda en la provincia de Burgos una zona óptima para encontrar multitud de especies. Amanita caesarea, níscalo, champiñón silvestre, seta de caballero, pie azul, Boletus edulis o las setas de San Jorge son las estrellas en la zona burgalesa de la Sierra. A 50 km de los yacimientos de Atapuerca y de la Sierra de La Demanda se encuentra Doña Sancha, un hotel familiar en la villa medieval de Covarrubias con vistas al Valle de Arlanza.

Habitación del hotel Doña Sancha.

Habitación del hotel Doña Sancha.

Rodeado por un coqueto jardín con cenador y hamacas, Doña Sancha es un establecimiento rural construido respetando la arquitectura típica del pueblo en piedra y madera, dispone de habitaciones amplias y luminosas con un toque de color. Sirven un abundante desayuno buffet que incluye productos locales, como la mermelada de cereza o la miel. No tienen restaurante propio pero en el centro del pueblo hay diversas ofertas gastronómicas. ¿Interesado en este hotel? Puedes encontrar más información y el mejor precio en la web de trivago.

Nota: Más de 1.500 especies de hongos, muchas comestibles, crecen cada año en los montes y bosques de Castilla y León. De ahí que haya una gran tradición micológica. La creación de centros especializados, rutas y guías así como una oferta gastronómica y micoturística única en España, ha propiciado el desarrollo de iniciativas como la distinción de calidad micológica GASTROMYAS o el lanzamiento de la marca de calidad “Setas de Castilla y León” en octubre de 2012. 

Recordamos a los aficionados/as a la recolección de setas solicitar el permiso pertinente y, por supuesto, respetar las pistas forestales.