Qué ver en Lisboa en un fin de semana

Por Cristina Aranda,

Hablemos de Lisboa. Si siempre has soñado con visitar la capital lusa, te gustará saber que, según nuestros datos, el mes más barato para alojarte es febrero y el mes más concurrido es agosto. Hemos preparado una guía para ayudarte a preparar tu viaje a la capital portuguesa. Entre la Praça do Comércio y la Torre de Belém hay mil rincones mágicos. Descubre la ciudad de las 7 colinas a través de los lugares más especiales donde dormir, comer y bailar hasta el amanecer.

Saudade es lo que siento cuando escribo de Lisboa: melancolía. Y es lo que probablemente sentirás cuando finalice tu viaje a esta impresionante ciudad. Sé que cuando regreses nada será igual. Tu concepto de vacaciones cambiará para siempre después de ver brillar esta ciudad que mira sobre el río Tajo.

Imprescindible: qué hacer y qué ver en Lisboa

La visita a Lisboa se merece dos días como mínimo. No pueden faltar en tu ruta los puntos de los que hablamos a continuación. Este no es un simple listado de monumentos porque hay que ver más allá…

Belém

Belem tower in LisbonEl punto de partida será el mismo que utilizaban los grandes exploradores portugueses del siglo XV y XVI como Vasco de Gama: la Torre de Belém. Inicialmente sirvió como torre defensiva para proteger Lisboa. Posteriormente su misión se relegó a faro y centro aduanero. No pierdas la oportunidad de visitar el Monasterio de los Jerónimos, situado también en el barrio de Belém, símbolo de la potencia de Portugal en la época de los descubrimientos. El mejor día para visitar Belém es el domingo porque todos los museos son gratuitos.

Horario de Torre de Belém de Lisboa: verano (mayo a septiembre) 10 a 18.30 h Invierno (octubre a abril) 10 a 17 h. Cerrado los lunes y festivos. Precio: entrada general 4 €. Entrada libre los domingos y festivos hasta las 14 h y niños de hasta 14 años.

Precio del Monasterio dos Jerónimos de Lisboa: entrada a la Iglesia, gratis. Claustros y dependencias, 6 €. Entrada libre los domingos y feriados hasta las 14 h y niños de hasta 14 años.

Baixa y Chiado

Porque no todo va a ser subir cuestas, debido al terremoto del s. XV, el Marqués de Pombal diseñó de forma geométrica la parte más plana de la ciudad, llamada Baixa. Esta es la zona más comercial y cuenta con los principales puntos de encuentro como la bonita Praça do Comércio, el Arco de la Rua Augusta frente al río Tajo o la histórica Plaza del Rossio.

En este punto de la ruta estarás exhausto, así que lo mejor para continuar es hacer uso del mítico tranvía amarillo (pase diario 3 €). La línea 28 cruza por sinuosas calles hasta la plaza Luís Camões en Chiado. Otra de las opciones que conecta la parte baja de la ciudad con el barrio bohemio es el Elevador de Santa Justa (5 € dos viajes), obra de un arquitecto portugués, discípulo de Gustave Eiffel.

Alfama

lisbon-buildings by Tom Eversley

(cc) Tom Eversley

Para descubrir los vínculos que Lisboa conserva con su pasado, hay que pasear sin mirar el reloj por los callejones del barrio más antiguo de la ciudad. Aquí nos encontramos con las leyendas que encierra el Castelo de São Jorge  (entrada 8 €) de origen medieval, desde donde podremos disfrutar de una panorámica espectacular.

En pleno corazón de Alfama, a orillas del Tajo, se encuentra la Catedral y la Casa dos Bicos, un palacete de estilo gótico con una fachada de lo más peculiar. Además, todos los martes y sábados en la Plaza de Santa Clara se celebra la Feira da Ladra, que literalmente significa: mercado de la ladrona. El origen del nombre viene del lugar en el que se vendía la mercancía robada. Si eres un auténtico cazador de gangas, entonces este mercado es tu paraíso porque podrás encontrar auténticos tesoros.

Bairro Alto

El tranquilo barrio de Bairro Alto es engañoso. Juega al despiste constantemente. Al caer el sol, se convierte en uno de los lugares más divertidos y ajetreados ya que es aquí donde se concentra la fiesta. En este curioso lugar se dan cita la tradición y la vanguardia. Encontrarás turistas y locales a partes iguales, pequeñas tiendas de toda la vida y los últimos restaurantes de moda. Es la otra cara de la ciudad, quizás la menos monumental pero no te defraudará porque mirar un atardecer en el Mirador de São Pedro de Alcántara con caipirinha en mano será el inicio de una gran noche.

Planes alternativos en Lisboa

Paseo por el río Tajo

Belem-III

Descubrir Lisboa desde otro punto de vista es posible. Navega por el río Tajo con alguna de las compañías de ferry que salen desde Belém y así disfrutarás del paseo un ritmo más lento. Durante el recorrido pasarás por algunos de los puntos clave como el Puente 25 de Abril, el más largo de Europa con 2.277 metros de longitud o el Cristo Rey, una replica del Cristo Redentor de Brasil.

LX Factory

lx factory

Cerca del Puente 25 de Abril, en la zona de Alcântara, se encuentra un espacio de fábricas abandonadas. Donde antes se fabricaban piezas de motores, ahora es la fábrica de ideas más importante de la ciudad  (Rua Rodrigues de Faria, 103) . Aquí es donde bulle la creatividad en todos los ámbitos: moda, música, arte o gastronomía. Además, todos los domingos se organiza un mercado con piezas artesanas y vintage.

Dónde comer

o prego da peixeria

Hamburguesa de sardinas en O Prego da Peixeria

Casa Pastés de Belém (R. Belém 84-92) Los clásicos se convierten en clásicos por alguna razón. En este caso nada de planes alternativos, el dulce más famoso es el Pastéis de Belém. Es importante tener paciencia, porque hay que esperar largas colas pero merece la pena probar este pastelito único de crema y hojaldre. ¡Delicioso!

Confeitaria Nacional (Praça da Figueira, 18) Fundada en 1829, es una de las pastelerías más antiguas de Europa. Cuenta con dos plantas con bastantes mesas. Bollería, pasteles de nata, chocolates y bolo-rei, son su especialidad emblemática.

Mercado da Ribeira (Avenida 24 de Julio)  Decenas de puestos con especialidades que van desde el sushi hasta especialidades portuguesas. Aquí se puede comer de todo sin salir del mismo espacio. En este mercado gastronómico han sabido darle el toque moderno pero sin abandonar la tradición.

O Prego da Peixaria  (Rua de Misericordia, 14) Quizás no estén dentro de las especialidades que recomendaría una guía pero este lugar se ha ganado a pulso estar aquí, pero ¿por qué? La razón es que en este acogedor local se puede probar el Prego, la hamburguesa al estilo portugués. Sí, existen, y aquí tienen una gran variedad elaboradas con bacalao, camarones o atún.

Sea Me (Rua de Loreto, 21) Un lugar ideal para cenar antes de ir a Bairro Alto. Con un pescadería en su interior, eliges el pescado y va directamente a cocina. Más fresco imposible y presentados con el toque más moderno de la gastronomía portuguesa. Recuerda reservar con antelación los fines de semana.

La noche

Chapitô (Costa do Castelo, 1-7) Para empezar la noche, podemos parar a tomar unas cervezas escuchando fado. Este es uno de esos lugares auténticos con un ambiente íntimo, donde los fadistas dan lo mejor de sí mismos con una gran espontaneidad.

MusicBox (Rua Nova do Carvalho, 24) Sala de conciertos en directo. Dejarse llevar por el ritmo de la música aquí es muy fácil. Hay para todos los gustos porque entre estas paredes suena desde jazz hasta música experimental o rock.

Incognito (Rua Poiais de São Bento, 37) Los que buscan música alternativa, están de suerte porque el club de Incognito es probablemente su paraíso.

Dónde dormir

Home Lisbon Hostel

mamma isabel

Ver en trivago

Mamma Isabel, la propietaria de uno de los hostels mejor valorados del mundo, te recibirá con los brazos abiertos. No sabemos si el secreto se esconde en los platos que elabora para sus huéspedes o la atmósfera familiar que se crea entre todos los viajeros, pero Home Lisbon Hostel es realmente más que un alojamiento. Situado en el céntrico barrio de Baixa, cuenta con habitaciones privadas o, si viajas con tus amigos, podrás compartir habitación. ¡El plan perfecto!

The Independente Hostel & Suites

the independente

Ver en trivago

Una mansión de finales del siglo XIX reinventada en un acogedor hostel está esperándote. Situado en Bairro Alto y con vistas a São Pedro de Alcântara y al río Tajo, este hostel es ideal para los que busquen estar cerca de la animada noche lisboeta. Viejas máquinas de escribir y maletas muy viajadas forman parte de la decoración de las espaciosas habitaciones.

Dear Lisbon

dear lisbon

Ver en trivago

Situado en el pintoresco barrio de Santa Catarina, Dear Lisbon es un alojamiento genial  para sentirnos lisboetas por unos días y recuperar energías en este pequeño bed & breakfast. Sus habitaciones cuentan con vistas al jardín.

A Casa das Janelas com Vista

A CASA DAS JANELAS

Ver en trivago

Si lo que buscas es sentirte como en casa, este es tu sitio. Cada habitación es diferente y cuidada hasta el último detalle. Aquí podrás bajar a la cocina por la mañana y disfrutar de un abundante desayuno con productos del campo.

Souvenirs

Te querrás traer la ciudad entera a tu casa porque una vez que hayas descubierto esta ciudad, siempre tendrás el deseo de volver. Por eso necesitas traerte algo para recordar, algo que no puedes encontrar en otro sitio y cada vez que lo veas, entres en estado de Saudade.

A vida portuguesa  (Largo do Intendente Pina Manique, 23) Los productos portugueses de siempre, de los que se han usado toda la vida. Desde objetos de decoración, o jabones, hasta azulejos artesanales.

Fabrica Feauteres (R. Garrett, 83) Si lo que quieres es adquirir la última tendencia portuguesa, aquí encontraras lo mejor de los jóvenes diseñadores locales.

Conserveira de Lisboa (Rua dos Bacalhoeiros, 34)  En las callejuelas de barrio de Baixa se esconde una pequeña tienda familiar. Fundada en 1930, sus estanterías de madera están repletas de una amplia selección de conservas de pescado, desde las clásicas sardinas hasta las de bacalao, anguila o pulpo. ¿Qué mejor recuerdo que guardar todo el sabor de Lisboa en una lata?

 

Descubre todos los puntos de nuestra ruta por Lisboa en Google Maps aquí.

MAP LISBOA