Por Cristina Aranda

Las mejores piscinas naturales de España

Viernes, 31 julio 2015 233

Reconócelo, con el calor que hace no te puedes quitar de la cabeza la idea de pegarte un chapuzón y, ¿qué mejor que una piscina natural rodeada de un entorno único? Las piscinas naturales son espacios perfectos para refrescarte mientras disfrutas de la naturaleza. Descubre las mejores piscinas naturales de España, elige la que más cerca te pille y no te lo pienses dos veces, ¡al agua!

1. Rascafría

Madrid

Ver en trivago

¡Vaya, vaya en Madrid si hay “playa”! Los madrileños tienen la suerte de contar con espacios naturales increíbles a poca distancia de la gran urbe. La Sierra de Madrid es un regalo de la naturaleza para aquellos que necesitan respirar aire puro y descansar del bullicio y el calor del verano de la capital. Las piscinas naturales de Rascafría, conocidas como Las Presillas, son perfectas para pasar un día familiar y refrescarse en pleno Valle del Paular. Aquí podrás encontrar un área recreativa, amplios espacios verdes y, lo más importante, el agua fría del río Lozoya. ¡Escapada perfecta!

2. Garganta de los Infiernos

Cáceres

piscinas naturales garganta de los infiernos caceres

(cc) Raúl A

Ver en trivago

Que el Valle del Jerte es uno de los lugares más bonitos de España, lo sabemos todos, pero ¿sabías que aquí también existe un lugar donde darte ese ansiado chapuzón mientras disfrutas de un entorno natural único? Pues sí, como lo lees. La Garganta de los Infiernos en la provincia de Cáceres, es una reserva natural donde podrás darte un baño estupendo entre formaciones rocosas que parecen sacadas de otro planeta.

3. Las Chorreras

Cuenca

Ver en trivago

Si el manchego Don Quijote entre lucha y lucha contra los molinos se hubiese refrescado en esta piscina natural, habría disfrutado como un niño. Situadas a 80 km de Cuenca, el río Cabriel ha creado una ducha de varios chorros donde lo mejor es ponerse debajo y deleitarse con el hidromasaje gratuito. Para llegar hasta aquí tendrás que ir a la población conquense de Enguídanos y después puedes continuar en coche, hacerlo a pie o trekking acuático y descubrir este precioso paraje desde las alturas. La ruta es circular y dura unas cuatro horas. ¡Prepara buen calzado y un bocadillo! 

4. Las fuentes del Algar

Alicante

Ver en trivago

Si la costa de Alicante es tu lugar de veraneo, a unos 15 kilómetros de Benidorm, en Callosa d’en Sarrià, encontrarás la opción ideal si no eres muy amigo de la arena de la playa. Cascadas y tolls (remansos de agua) en las que pasar un buen día, además puedes practicar senderismo por esta Zona Húmeda Protegida. Eso sí, si te animas, es mejor visitarlas de lunes a viernes porque ya son muchos los que se acercan a este rincón.

5. Charco Azul

La Palma

Ver en trivago

Una de las joyas secretas de Canarias se encuentra en el noroeste de la isla de La Palma en la población de Los Tilos. El capricho del océano Atlántico y la tierra volcánica de la isla ha creado unas pequeñas pozas perfectas para flotar panza arriba y olvidarte del mundo, además, se encuentra abierta los 365 días del año debido al soleado clima de las Islas Canarias. En esta preciosa piscina natural podrás disfrutar de una de las aguas más cristalinas y limpias de España. Sumergirse en ella es una buena opción para quien quiera desconectar de las playas de la isla de La Palma.

6. Pozo Pigalo

Huesca

Ver en trivago

¿Estas en Huesca y necesitas aislarte de la rutina? La solución a tu problema es la  gran poza de agua ubicada en el río Arba de Luesia, de fácil acceso en coche. Si te apetece caminar río arriba encontrarás la Poza de Santa María, que cuenta con menos afluencia de gente. Para los amantes del picnic tenemos una buena noticia, a pocos minutos  hay una gran zona de pinar con mesas y bancos.

7. Salto del Usero

Murcia

Ver en trivago

¿Te imaginas encontrar un pequeño oasis en el centro de Murcia? Es posible, sólo tienes que seguir el cauce del río Mula a su paso por Bullas, donde se encuentra el Salto del Usero, una cascada situada dentro de una bóveda natural rodeada de exhuberante vegetación. Además, en la noche de San Juan cobra vida la tradición y se representa en el Salto del Usero la Bajada de la Mora del monte Castellar hasta el mismo río, donde se da un baño.

8. Lago de Sanabria

Zamora

piscinas naturales Lago de Sanabria - Zamora

(cc) M.Peinado

Ver en trivago

Otro lugar donde pasar un fin de semana playero es en el Lago de Sanabria, en el corazón de Zamora. El lago ofrece varias playas artificiales de arena y piedras rodeadas de robledos, la más grande de ellas es la Custa Llago. Ambas son aptas para el baño y la práctica de deportes acuáticos (buceo, vela o incluso windsurf). Muy cerca esta la ruta por el mágico bosque de tejos milenarios, considerados los árboles sagrados de los Celtas.

9. Arenas de San Pedro

Ávila

Ver en trivago

Este verano atrévete a darte un remojón en agua gélida (buena para la circulación) y con un montón de truchas a tu alrededor. El río Arenal forma dos piscinas con distintas profundidades, una para los pequeños principiantes y otra para los adultos. Salta de alguno de los trampolines para sofocar el calor de la mañana castellana. La zona dispone de césped en el que tumbarse, un restaurante y un espacioso aparcamiento.

10. Lagunas de Ruidera

Albacete y Ciudad Real

piscinas naturales lagunas de ruidera albacete

(cc) M.Peinado

Ver en trivago

Las Lagunas de Ruidera son un verdadero refugio para los días más calurosos que se viven en el interior de La Mancha. Explora la fauna y flora más desconocida a través de las visitas guiadas que ofrece el Parque Natural. Diferentes lagunas como la de Redondilla, la del Rey o la Colgada son remansos fluviales en los que podrás practicar deportes como el kayak, vela o submarinismo.

¿Quieres unas vacaciones diferentes? Los mejores planes para un verano en el mundo rural

Cristina Aranda
Ver perfil del autor