The Travel Diaries Filipinas: Bohol por Gigi Vives

Por Gigi Vives,

Que ya está llegando el invierno y el frío aprieta, es un hecho. Mientras rescatamos la bufanda del fondo del armario, es inevitable echar un ojo a las fotos del pasado verano, cuando pasabas el día en bañador, y no pensar en dejarlo todo y escapar a algún paraíso tropical hasta que lleguen de nuevo a la península los meses cálidos, ¿verdad? Dulceida & Co. no se lo han pensado demasiado y han decidido hacer las maletas para visitar el paraíso en la Tierra: Filipinas. ¿Te vienes?

La aventura de los chicos por Filipinas está a punto de terminar, pero esto no significa que dejen de divertirse. ¡Gigi Vives nos cuenta con todo lujo de detalles sus andaduras por Bohol!


Acabamos de coger el transfer hacia el puerto. Hemos dejado la maravillosa The French Villa, en la que nos hemos estado quedando los últimos días, y ahora nos vamos a la isla de Bohol, donde nos vamos a quedar una sola noche y de la que queremos disfrutar al máximo. ¡Nos han dicho que es preciosa!

Hemos madrugado y desayunado todos juntos en la villa y con caritas de sueño pero con ganas de seguir con esta aventura, hemos ido entrando de uno en uno al van, que nos ha llevado hasta el puerto de Cebú en un abrir y cerrar de ojos.

dulcesquad-viaje-filipinas

Una vez ahí, después de organizar los billetes, las maletas y los asientos, el ferry ha zarpado destino Tagbilaran City, Bohol. Los más dormilones han aprovechado para dormir, otros para charlar y otros más, como yo, para intentar descansar la mente con un poco de música.

Llegados a Bohol, con un solazo cegador y un calor inaguantable (aquí el calor es húmedo y pegajoso), hemos recogido nuestras maletas y sido acompañados por dos hombrecillos muy simpáticos y vestidos a conjunto con una camisa de estampado floral hasta nuestras vans. Una vez hecho el recuento de grupo, hemos iniciado rumbo al paradisíaco hotel, Eskaya Beach Resort & Spa.

eskaya beach resort and spa filipinas

Ver Eskaya Beach Resort & Spa

¡Welcome! ¡Y es que menuda bienvenida! Justo al bajar del coche nos han puesto a todos un collar de flores naturales ideal y acompañado a nuestras “villas”. En la mía, estamos Gerard, Albert, Natalia y la parejita, Aida y Alba. Las habitaciones son increíbles; piscina infinita, baños muy instagrameables y mosquiteras blancas para camas enormes.

eskaya-beach-resort-and-spa-bano

Al haber madrugado, el hambre no ha tardado en empezar a apoderarse de todos y hemos decidido comer pronto para poder aprovechar el día e intentar llegar a hacer todo lo que queríamos hacer. Así que después de unas cuantas pizzas, unos espaguetis demasiado picantes y alguna que otra ensalada, hemos vuelto a las habitaciones rápidamente para cambiarnos y refrescarnos para nuestra excursión de tarde a las Colinas de Chocolate (hoy ha sido el último día de Dani y su máxima ilusión era ir a las Colinas de Chocolate).

viaje-filipinas-montana-chocolate

Las horas de luz aquí en Filipinas son muy limitadas y el sol se ponía a las cinco y media. Teníamos que volar para poder llegar a tiempo a todo. Así que, con el acelerador puesto y emoción disimulada, hemos cogido un van que nos ha facilitado el hotel.

gigi-vives-viaje-filipinas

Una vez ahí, todos hemos alquilado quads y, con cascos y a lo loco, hemos iniciado nuestro “tour” por los pueblecillos y caminitos de las montañas. Risas, terror, patosismo y paisajazos definen a la perfección lo que ha sido esta aventurita. Hemos acabado viendo la puesta de sol desde el pico más alto (hemos subido un total de 200 escaleras) y, a pesar de que la luz escaseaba, las vistas desde ahí arriba eran espectaculares.

De vuelta al hotel y por sorpresa, nos hemos encontrado una maravillosa y deliciosa cena tradicional al aire libre. Hemos devorado la deliciosa comida y hemos acabado brindando por nosotros ¡y por los sueños que se cumplen! Ahora estoy en la cama agotada explicando todo esto mientras ellos juegan y ríen en la terraza. Han sido muchos días de aviones, coches, barcos y caminatas y me apetece descansar. Mañana Dani se va y ya es nuestro último día oficial en Filipinas.

hoteles-en-filipinas-eskaya-beach-resort-and-spa-interior-cabana-tropical

Espero que os haya gustado, esto es increíble de verdad. Podéis ver todo lo de hoy en mis “stories” y seguir más historias de todos aquí. Y para mañana solo espero mucho, mucho, mucho sol.


¿Te has quedado con ganas de más? Si tú también quieres conocer las islas y enamorarte de sus playas vírgenes, echa un ojo a estos increíbles hoteles en las Filipinas y escoge cuál será el tuyo.