Dalí: un genio en el hotel St. Regis de Nueva York

Por Carlos Navarro,

El romance entre Dalí y Nueva York surgió en el año 1934, cuando el genio surrealista realizó su primera visita a la Gran Manzana para ser testigo presencial de su tercera exposición en solitario en la ciudad de los rascacielos. Acudió, gracias a la financiación del maestro Pablo Picasso, a la invitación de Julien Levy, el más importante comerciante de arte vanguardista de la época.

“Dalí encajaba en Nueva York como un guante, estaba hecha para él y el St. Regis era, y todavía es, el mejor hotel en la ciudad. Dalí incluso pintaba ahí y mantenía una habitación especial como su estudio”.  

Jack Bond

Salvador Dalí aterrizó en Manhattan acompañado por su musa Gala y su mascota, un ocelote de nombre Babou, y rápidamente convirtió la habitación 1610 del afamado hotel St. Regis en su estudio y refugio de invierno. Al poco tiempo, la gente se aglutinaba en torno a la East 55th Street, esquina con la Quinta Avenida, para entonar el canto “Da-lí… is he-re” (Dalí está aquí).

Pocos hoteles están tan íntimamente ligados a un artista en particular como el St. Regis. Durante los años en los que Dalí residió en él, conocería a Andy Warhol; destrozaría un escaparate en la Quinta Avenida e iría a parar a la cárcel por ello; filmaría un documental de la mano de Jack Bond en el que se aprecia el hotel y el estilo de vida del dadaista; expondría en el MoMa de forma individual y colectiva; trabajaría en montajes de teatro, danza y ballet para el Metropolitan Opera House; pero principalmente cautivaría al mundo entero con su arte y su ingenio.

A día de hoy, el St. Regis continúa siendo uno de los hoteles más lujosos del mundo. Todavía conserva ese halo creativo que encandiló no solo al pintor de Cadaqués, sino también a artistas como Marlene Dietrich, Alfred Hitchcock e incluso a John Lennon. Si tienes la posibilidad de pasar una noche en él, seguramente tus sueños serán influidos por el universo onírico del genio. De Salvador Dalí.

Este artículo forma parte de la serie “El mundo como lo conocemos fue concebido en un hotel”, si quieres conocer más historias interesantes sobre grandes personalidades haz clic aquí.

En la fotografía se puede ver a Dalí en el hotel St. Regis de Nueva York en el año 1962.