¿Cómo sería nuestro hotel ideal?

Por Raúl Bar,

¿Alguna vez te has planteado cómo sería tu hotel ideal? Nosotros sí. Los amantes de la playa y del verano esperan una buena piscina y proximidad a la playa; los que prefieren el ambiente de las ciudades, seguramente buscan cercanía al centro urbano y buena conexión en transporte público. ¿Y nosotros? Pues nosotros lo queremos todo: desde una piscina privada en la habitación hasta un desayuno de reyes. Pasa y mira qué es lo que nos enamora de un hotel.

1. Piscina privada

Una piscina (o más de una) para no salir nunca: que permita perder la mirada en el horizonte, con una temperatura ideal y por supuesto, que cuente con unas vistas increíbles. ¿Tal vez sería mucho pedir tener una piscina en la habitación y así, poder disfrutar de un chapuzón sin necesidad de salir de ésta? ¿Te imaginas? Que lo primero que hagas, nada más abrir los ojos, sea sumergirte en tu piscina privada o, mejor aún, refrescarte en ella (en pelotas) antes de ir a dormir. No sé tú, pero a nosotros nos convence la idea. Si quieres dormir con una piscina a tus pies, échale un vistazo a estos hoteles con piscina en la habitación.

2. Un buen baño

PontaDosGanchos

Es innegable: ¿quién puede resistirse a tener un enorme baño en la habitación? Que tenga una súper bañera de hidromasaje para darse burbujeantes baños. Un baño en el que no tengas que discutir con tu pareja por el “yo entro primero” porque es lo suficientemente grande como para que quepáis los dos. Si quieres un claro ejemplo del baño ideal sin salir de España, es el del hotel Alva Park en Lloret de Mar. ¿Vistas al Océano Atlántico de infarto como las de la foto? Échale un vistazo al hotel Ponta Dos Ganchos.

3. Que esté cerca de la playa

Probablemente, al igual que nosotros, ya estás planificando las vacaciones de verano. Nuestro hotel ideal tendría que estar muy cerca de la playa: no hay mayor placer que poder disfrutar del mar y la arena y, cuanto más tiempo, mejor. ¿Sueñas con un hotel como el de la foto? Échale un vistazo a estos 10 hoteles para dormir sobre el agua. Te dejarán impresionado.

4. Con un desayuno de reyes

Ya sabes lo que dicen: hay que desayunar como reyes. Es la comida más importante del día y el hotel ideal tiene que tomarse esta comida (y todas las demás) muy en serio. De verdad. Esperamos una buena selección de panes, bollería, cereales, zumos naturales, yogures, embutidos, huevos a la plancha (por quitar calorías), café, diferentes tipos de leche (avena, soja, vaca, arroz, almendras…), infusiones y tés varios… Cualquiera de estos 10 hoteles con los mejores desayunos podría ser nuestro hotel ideal.

5. Que no falte entretenimiento

Descansar, sí,  pero también pasártelo muy, muy bien. Imagina tener una discoteca en tu propio hotel, zona de entretenimiento para niños, pistas de pádel o tenis, campos de golf y, por qué no, ya rizando el rizo, poder tener un parque acuático en el mismo hotel. ¡Adrenalina por un tubo!

6. Los mejores amenities y toiletries 

toiletries_amenities_hotels_trivago

¿Diferencias entre toiletries y amenities? Las toiletries (o artículos de aseo), como su propio nombre indica, son los botecitos de champú, gel y acondicionadores que encuentras en los hoteles. Por ejemplo, para entrar en esta lista, el hotel tiene que destacar por los artículos de aseo diseñados por grandes marcas como Salvatore Ferragamo y que incluya además jabones varios, mascarilla facial antiedad, bálsamo labial, toallitas refrescantes, gel de afeitar, emulsión after shave y eau de toilette. Las amenities (o artículos de cortesía) tienen como objetivo “facilitar la vida” de nosotros, los huéspedes. Por ejemplo, unas zapatillas (esas que nos llevamos con el logo bordado), un calzador, un set de costura o una bolsa de tela.

7. Gimnasio y spa: el súmmum del bienestar

Las vacaciones son para desconectar y no hay nada que ayude más que un hotel con gimnasio y spa. Darse un masaje con revolucionarias técnicas y los mejores productos, disfrutar de un completo circuito termal, tratamientos mineromedicinales o, por qué no, aprovechar e ir a un hotel balneario con instalaciones para hacer yoga, un gimnasio con infinidad de equipamiento (mancuernas, cintas para correr, elípticas, bicicletas estáticas para hacer spinning…). El objetivo: sentirse bien por dentro y por fuera.

8. WiFi gratuito y de alta velocidad

LaptopSobreCama

Es una de las características más deseadas por los viajeros: WiFi gratuito y de alta velocidad. Poder compartir con tus amigos (y de paso, darles envidia máxima) las fotos de tu viaje sin consumir los apreciados megas de tu tarifa. ¿Cuántas veces nos habrá salvado una red WiFi de estar incomunicados en hoteles en plena naturaleza o que cuentan con poca cobertura de red telefónica? En definitiva, es un MUST que no puede faltar en un hotel que se precie. A menos que busques desconexión total, claro.

9. Dormir en una nube

TheWHotelBarcelona_BestBed

Si algo está claro es que en un hotel lo primordial es el descanso. Muchos hoteles ya lo tienen en cuenta como, por ejemplo, los de la cadena Starwood Hotels. Y es que no hay nada más reparador que un buen sueño. Sábanas de algodón egipcio, edredón de plumón hipoalergénico, además de almohadas y cojines de plumón de ganso. La fiebre por estas camas ha llegado a tal grado que puedes comprar el mobiliario de descanso desde su página web. ¿Te animas a probarlo?

10. Un minibar para todos los gustos

VirginChicago_Minibar

El Virgin Hotel Chicago, cuenta con uno de los minibares más curiosos que hemos visto: son Smeg pequeñas de colores pop y están repletas de bebidas y snacks para matar el gusanillo en mitad de la noche. Reconocemos que los precios de los minibares suelen estar bastante sobredimensionados pero en este caso, desde Virgin Hotels afirman que son precios de calle.