The Travel Diaries Filipinas: Puerto Princesa por Alex Domenech

Por Alex Domenech,

Que ya está llegando el invierno y el frío aprieta, es un hecho. Mientras rescatamos la bufanda del fondo del armario, es inevitable echar un ojo a las fotos del pasado verano, cuando pasabas el día en bañador, y no pensar en dejarlo todo y escapar a algún paraíso tropical hasta que lleguen de nuevo a la península los meses cálidos, ¿verdad? Dulceida & Co. no se lo han pensado demasiado y han decidido hacer las maletas para visitar el paraíso en la Tierra: Filipinas. ¿Te vienes?

Alex Domenech, recién aterrizado de Bali, nos cuenta sus primeras horas en la isla de Palawan. Este es el primer capítulo de The Travel Diaries, ¡no te pierdas ni un detalle!


¡Hoy nos hemos despertado por primera vez en Filipinas! Hemos quedado a las 5.30h en el lobby del hotel Radisson Blu Cebú para ir al aeropuerto y coger un avión hasta Puerto Princesa, es un trayecto de una hora y media. Una vez aterrizados en Puerto Princesa nos esperaba un transfer para llevarnos al HUE Hotels and Resorts Puerto Princesa, en el centro de la ciudad. El hotel está muy bien equipado y para aprovechar el día a pesar del mal tiempo –que no para de llover- nos hemos dedicado a organizar las actividades que haremos durante el viaje con todo el grupo en el agradable hall del hotel.

alex-dulceida

A pesar de la lluvia hemos salido a explorar la ciudad en tuk-tuk y hemos puesto rumbo a Honda Bay. Los conductores son simpatiquísimos y han hecho varias paradas a pie de carretera durante el recorrido para que pudiéramos comprar fruta típica de la región y algo de fast food. Esta mañana entre el madrugón y el jetlag, casi no hemos comido y ahora ¡estábamos hambrientos!

Al llegar a Honda Bay nos ha llamado la atención el cambio entre el caos del centro de la ciudad, donde está ubicado nuestro hotel de hoy, y el ambiente más tranquilo y relajado. La vida de los locales en esta zona es muy pura y tranquila. Honda Bay tiene un templo budista precioso al cual lo no hemos podido acceder porque se nos ha hecho tarde, ¡qué lástima! Aquí oscurece rápido y le hemos dado preferencia a la bahía. Nos han encantado también los pescadores descansado en la orilla con una cerveza en la mano después de un largo día de trabajo.

alex

Al volver al hotel, ¡nos hemos dado un masaje! Como sabréis, llevo dos semanas en Bali haciendo surf y el masaje me ha ido súper bien para relajarme. Después del masaje hemos ido a nuestras habitaciones a arreglarnos y ahora estamos disfrutando de una cena en el hotel, la oferta gastronómica de HUE nos ha dejado fascinados. ¡Mañana más!


¿Te has quedado con ganas de más? Si tú también quieres conocer las islas y enamorarte de sus playas vírgenes, echa un ojo a estos increíbles hoteles en las Filipinas y escoge cuál será el tuyo.