10 cosas imprescindibles que hacer y ver en Tailandia

Por Raúl Bar,

¿Quieres pasar unas vacaciones sensacionales en Tailandia? ¿Tienes miedo a visitar este país asiático y que al volver tus amigos te digan que te has olvidado lo más importante? Entonces no te pierdas esta selección de 10 cosas que hacer y ver en Tailandia. Prepara tu cámara de fotos y anímate, porque vas a enamorarte de este país.

1. Visita el Palacio Real en Bangkok

Palacio Real

Foto: Autoridad Nacional de Turismo Tailandés

Ver ofertas

En el templo Wat Phra Kaeo, uno de los complejos arquitectónicos más impresionantes de todo el sudeste asiático, encontrarás la estatua más sagrada de todo Tailandia: el Buda Esmeralda.

Las pinturas murales están inspiradas en el poema nacional el Ramayana, de una intensa espiritualidad. Es una de las atracciones turísticas más importantes del país y está situado en la isla de Rattanakosin. Como puedes ver, cuenta con pagodas cubiertas de oro. Si caminas un poco podrás encontrar otras maravillas como el Wat Po y la Galería Nacional.

2. Shopping en el mercado de Chatuchak

Chatuchak-Weekend-Market_1-Bangkok

Foto: Autoridad Nacional de Turismo Tailandés

Si quieres comprar en un mercado tailandés, el mercado de Chatuchak es lo que estás buscando. Encontrarás auténticas gangas así como antigüedades. En este gran mercado encontrarás de todo: desde decoración para tu casa, objetos de artesanía o snacks y diferentes alimentos típicos. ¡Un paraíso para curiosos!

3. Date un baño en el Golfo de Tailandia

Koh-Nang-Yuan-Golfo-di-Thailandia

Foto: Autoridad Nacional de Turismo Tailandés

Ver ofertas

Sería de locos irse de Tailandia sin haber pisado alguna de sus playas tropicales. Puedes optar por la sencillez de isla Koh Samet o por la isla de Chang, en la que encontrarás un sinfín de actividades relacionadas con el turismo sostenible. Tras haber bailado toda la noche en Pattaya o haber saboreado todas las delicias que encontrarás en Koh Samui es tiempo de dirigirse a otros tesoros naturales: playas de arena en las que reina la tranquilidad. Koh Tao es un destino popular entre las familias y cada año aumenta el número de buceadores que se atreven a sumergirse en sus aguas, convirtiéndose así en uno de los mejores destinos del sudeste asiático para bucear. Y si quieres dejar atras todo el estrés de las grandes ciudades, escápate al Parque Nacional Koh Chang Marina en Koh Mak.

Koh-Samet-Golfo-Thailandia

Foto: Autoridad Nacional de Turismo Tailandés

4. Nada en el mar de Andamán

Ao-Maya-Krabi

Foto: Autoridad Nacional de Turismo Tailandés

Ver ofertas

Tanto si buscas actividades de aventuras como pueda ser travesías a kayak como pasártelo genial bebiéndote un cóctel con tus amigos en una playa tropical, las islas de la provincia de Krabi y Phuket se ajustan a tus necesidades.

Lo más representativo de Krabi son sus acantilados de piedra caliza con una vegetación abundante. Las mejores puestas de sol las podrás disfrutar en esta isla debido a que el sol se filtra por los recovecos de las rocas.

Es posible organizar diferentes excursiones: uno de los más espectaculares es la visita a Phang-nga con muchos acantilados de piedra caliza que se elevan cientos de metros fuera del agua.

Si eres fan de James Bond, haz una parada en la isla Ko Tapu y disfruta de una visita guiada en kayak por las cuevas y fiordos hasta llegar a la selva.

5. Date un masaje tailandés

43-Deluxe-Spa-Suite

Foto: Autoridad Nacional de Turismo Tailandés

Tailandia se ha convertido en todo un referente en el mundo del SPA, de hecho, en casi todos los hoteles encontrarás un spa en el que podrás contratar cualquier tipo masaje y tratamientos. En caso de que no haya spa en el propio hotel seguro que encuentras alguno en los alrededores. Muchos de estos centros están decorados con obras de arte y antigüedades con un ambiente sofisticado sin perder la tradición.

Además, si eres de los que busca un poco de paz interior, tendrás la oportunidad de dedicarte a la contemplación mediante un retiro de meditación en uno de los centros o templos del país.

relax

Foto: Autoridad Nacional de Turismo Tailandés

6. Disfruta de la cocina local

Pad-Thai

Foto: Autoridad Nacional de Turismo Tailandés

Hay platos de la cocina tailandesa que son conocidos internacionalmente como el Tom Yam Kung (un caldo picante con limón y camarones frescos) o el Phat Thai (fideos de arroz salteados con pollo, verduras y camarones) sin embargo, no pierdas la oportunidad oportunidad de probar la auténtica cocina tailandesa con su gran variedad de platos.

7. Haz senderismo en la cima de Tailandia

Chiang-mai-Mae-Ya-Waterfalls

Foto: Autoridad Nacional de Turismo Tailandés

Ver ofertas

La meseta del norte es una región en la que abundan los bosques de teca y hay mucha selva, donde los cañones de las montañas esconden pequeños valles secretos. El Parque Nacional de Doi Inthanon en la parte más meridional de la cordillera del Himalaya es perfecto si estás buscando un buen escenario para practicar el senderismo. En este paisaje encontrarás uno de sus grandes atractivos: las tribus de la montaña (Karen, Hmong, Yao, Lahu). Chiang Mai es la segunda ciudad más grande y está situada en el centro de esta región.

Chiang Rai, es una pequeña joya en el extremo norte. Te encantará el ambiente tan propicio para desconectar y relajarse, siendo la puerta de entrada del Triángulo Dorado. Mae Hong Son es una ciudad de ensueño en la frontera con Myanmar, se encuentra en un profundo valle rodeado de altas montañas y cuando decidas visitarla, seguramente coincidirás conmigo en que conserva una atmósfera encantada.

8. Viaja en tren

Easter-Orient-Express

Foto: Autoridad Nacional de Turismo Tailandés

Seguro que recuerdas el mítico Orient Express, uno de los trenes más lujosos del mundo y que entre sus pasajeros tenían a grandes burgueses y miembros de la aristocracia.

Puedes viajar sobre las vías del tren haciendo paradas en las principales ciudades como Ayutthaya, Chiang Mai o Kanchanaburi y desde tu compartimento podrás observar el paisaje rural y urbano de Tailandia y ser mimado como un príncipe. En la imagen de abajo puedes ver Ayutthaya.

Si haces una parada en Chiang Rai podrás contemplar este magnífico templo, el Wat Rong Khun.

Chiang-Rai-Tempio-Bianco

Foto: Autoridad Nacional de Turismo Tailandés

Si por el contrario haces la parada en Ayutthaya podrás visitar este conjunto de construcciones. ¿Con cuál quedarse? ¡Con ambas!

Ayutthaya

Foto: Autoridad Nacional de Turismo Tailandés

9. Entra en contacto con la naturaleza en el Parque Nacional de Khao Yai

elefanti

Foto: Autoridad Nacional de Turismo Tailandés

Si eres un amante de la naturaleza te encantarán todos los parques nacionales de Tailandia en los que se conservan la flora y la fauna. Uno de los más conocidos es el parque nacional Kao Yai que cubre unas 540mil hectáreas de bosque, selva y praderas en diferentes colinas.

Esta es un área de gran belleza y de vida dentro de sus fronteras, tigres, osos, elefantes, monos y muchas especies de aves y mariposas.

Namtok-Heo-Narok-Khao-Yai-National-Park-Nakhon-Ratchasima

Foto: Autoridad Nacional de Turismo Tailandés

¿Te imaginas hacer descenso de cañones con estas espectaculares vistas? Si decides visitar Khao Yai podrás vivirlo en tu propia piel o por qué no, una ruta en elefante.

Elefanti-a-Khao-yai

Foto: Autoridad Nacional de Turismo Tailandés

10. Practica golf y otros deportes

Summit-Windmill-Golf-Club

Foto: Autoridad Nacional de Turismo Tailandés

El clima tropical de Tailandia así como sus playas hacen de éste un país propicio para practicar diferentes deportes, la gran mayoría acuáticos, sin embargo, en Tailandia podrás disfrutar de espectaculares campos de golf.

Cada año, muchísimos golfistas y aficionados a este deporte deciden pasar sus vacaciones en Phuket o Chiang Mai. La alta calidad de sus campos de golf, dónde están ubicados, un servicio de caddies sobresaliente y una de las tarifas más bajas de toda Asia hacen perfecto a este país. Además se ofrecen rutas perfectas para todos los amantes de la bici de montaña.

Sport

Foto: Autoridad Nacional de Turismo Tailandés